viernes, 9 de noviembre de 2007

Golística

Fútbol y Logística, dos de mis mayores pasiones: Golística. Ni al mismísimo Valdano se le hubiera ocurrido acuñar este término ;-) Me he estado conteniendo para no escribir de fútbol en un blog de logística, pero es que no puedo. Aviso que voy a desvariar un poco (es que me ha atacado la migraña).

El fútbol está demasiado presente en mi vida. Soy socio, seguidor y sufridor de la S.D. Eibar. Espero no haber cambiado de equipo cuando termine de escribir este post. Y es que antes fui de la Real Sociedad, luego del Novelda, del Barakaldo, del Eibar, del Real Murcia, del Vecindario... y ahora nuevamente del Eibar. Casi ná. Podría calificárseme como un auténtico chaquetero, pero en esencia no es más que amor de hermano, al que aprovecho para felicitar en este blog por su reciente paternidad.

Con todos los equipos que me ha tocado seguir, he podido conocer estilos muy diversos de jugar a esto del fútbol. Y la verdad, cierto paralelismo con la logística puede que haya. Pues eso: Golística.

Una cadena de suministro, conjunto de agentes o equipo que hace circular los stocks (el balón) desde el origen hasta el destino.

Un objetivo común que hace que todos los agentes de la cadena tengan que trabajar de forma colaborativa. De nada sirve tener los proveedores más fiables, las plantas de fabricación más productivas o los almacenes más modernos del mundo si luego Salinas la falla delante del portero.

Sistemas de distribución más o menos escalonados. Sistemas de distribución descetralizados con envíos directos desde los proveedores (tipo Athletic de Bilbao ó S.D. Eibar) o sistemas de distribución más centralizados (tipo F.C Barcelona con Xavi ó Guardiola).

Cassano podría ser el cuello de botella que ralentiza el sistema que decía Goldratt, y Messi el modo de transporte que coloca el producto en el mercado en un plazo de entrega de 90 minutos.

El de negro es al que todos maldicen. No, no me refiero al árbitro, sino al petróleo.

Si a esto añadimos las rotaciones que tanto gustan a los entrenadores (cuando no son ellos lo que rotan), ya tenemos el sistema golístico montado.

P.D.: Lo siento por José Gómez, que de logística sabe un rato, pero no se me ha ocurrido ningún paralelismo con el equipo maño.

2 comentarios:

Julen dijo...

Ahora sólo queda empezar a explicarlo en clase. Todo sea por tender puentes con los alumnos. Aunque no sé yo si a las chicas les hará tanta gracia. Ya sabes que yo también utilizo el fútbol para explicar el rol de coordinador de un equipo de trabajo, lo suelo comparar con el capitán de un equipo de fútbol.

Pepe Gómez dijo...

Interesante metáfora Aitor, esta de la cadena de suministro con la cadena del balón :-)