miércoles, 10 de diciembre de 2008

Inteligencia colectiva aplicada a la logística

En algunos artículos anteriores ya he planteado el tema de si las herramientas 2.0 pueden aportar valor en la gestión de la cadena de suministro. Concretamente lo comenté aquí y aquí. De este hilo tengo que seguir tirando, sin duda.

Pero hoy me ha venido a la cabeza el tema de la inteligencia colectiva y sus posibles aplicaciones en la gestión logística. Las herramientas de la web 2.0 guardan una estrecha relación con la inteligencia colectiva, en tanto en cuanto las primeras pueden servir de palanca para facilitar e incentivar la segunda. Y me he puesto a escribir este artículo, más que nada, para que no se me olviden algunas ideas interesantes.

Hace algunas semanas me dio por leer algunas cosas relacionadas con la collective intelligence, y David me dio algunas pistas de su posible aplicación en la gestión de la logística y el transporte.

Rescatando algunas de las ideas más básicas e interesantes de lo que me ha ido llegando por aquí y por allá, me quedo con las dos siguientes:

La primera hace referencia a la principal inquietud del Center for Collective Intelligence del MIT: How can people and computers be connected so that -collectively- they act more intelligently than any individuals, groups, or computers have ever done before?

La segunda está sacada del libro de Wisdom of Crowds, de James Surowiecki: How groups of people can form networks of trust without a central system controlling their behaviour or directly enforcing their compliance?

Con estas y otras ideas he tratado de imaginar diferentes situaciones en entornos logísticos y/o de transporte donde participan gran cantidad de personas y empresas y en los que entran en juego multitud de variables que acostumbran a ser (mejor o peor) guiados por un único sistema o agente decisor.

A modo de ejemplo:

- El caso de una cadena de distribución (tipo Eroski, Carrefour o Wall Mart), donde miles de proveedores tienen que abastecer de miles de productos a miles de tiendas. Para ordenar este complejo flujo de productos e información, lo habitual suele ser disponer de plataformas intermedias que ordenen todo este tráfico. Almacenes... enormes inversiones de dinero cuyo objetivo es centralizar, restar complejidad, simplificar, decidir... en nombre de los miles de proveedores y las miles de tiendas.

- El caso de un departamento de tráfico de una empresa de transporte u operador logístico, donde el responsable de tráfico decide cómo organizar los flujos de transporte entre multitud de orígenes y destinos.

- El caso del transporte público en autobús, donde unas pocas personas deciden las líneas de transporte, las frecuencias, la localización de las paradas, los orígenes y destinos... que se van a ofertar a miles de usuarios.

Todo esto me lleva a pensar: ¿Cómo se podría aprovechar el saber de los miles de proveedores y tiendas (en el primer caso), el saber de los puntos de origen y destino (en el segundo caso) y el saber de los miles de usuarios (en el tercer caso), de tal forma que entre todos/as se tomaran mejores decisiones que de una forma individual y centralizada?

5 comentarios:

David Sánchez Bote dijo...

Aitor, qué interesante que vayas identificando posibles aplicaciones a las ideas que vamos hablando. Me parecen muy sugerentes los tres temas pero el primero y el tercero me gustan, sobre todo el tercero me "pone" bastante ;-). Nos reunimos un día y empezamos a pensar en cómo atacar estos problemas?

aurzelai dijo...

Of course. Además, estoy seguro que la administración pública estaría muy interesada en escuchar nuevas propuestas para mejorar el transporte público.

Ion Gómez dijo...

Hola Aitor, estuve trabajando hace año y pico en el departamento de tráfico de una empresa de transporte. De hecho, tu estuviste entre el jurado que evaluó mi proyecto de fin de carrera. No se si recoerdarás, era un tema de multimodalidad carretera-ferrocarril y carretera barco.
El caso es que a mi se me ocurren muchas ideas para la aplicación de herramientas 2.0 dentro del ámbito del transporte. En el departamento de tráfico tienes que estar al tanto de muchas cosas y a un ritmo frenético. Poder conocer el estado de las carreteras en tiempo real, la situación de los chóferes, o posibles incidentes en los lugares de carga... Sería mucho más fácil si existiera una red virtual de colaboradores que pudiera ir interactuando en la misma, añadiendo diferentes comentarios sobre las situaciones más relevantes.
Esto sería a nivel muy general quizás, pero dentros del departamento de tráfico, muchas veces tienes que estar pendiente de varias cosas a la vez. Un sistema compartido de incidencias diarias facilitaría el no tener que andar preguntando continuamente qué ha pasado o dejado de pasar.

aurzelai dijo...

Claro que me acuerdo de ti Ion. Muy interesantes tus aportaciones, además vividas de primera mano.
Muchas gracias.

Aitor Bediaga dijo...

Interesantes reflexiones de los maestros! En cuanto a lo que comenta Ion me parece que eso tiene mucho que ver con plataformas abiertas, web services, APIs, etc. Muy interesante!!

El post de David Sanchez requiere de mucha reflexión, aún estoy rumiando sus palabras ;-)